No tenemos muy claro todavía por qué a veces se dicen estas cosas de las alfombras de la lana virgen, ya que cuando hablamos de calidad y durabilidad, a todos se nos viene a la cabeza precisamente la lana como producto estrella, ya sea en ropa, mantas o, por supuesto, alfombras. No tienes claro si comprar alfombras cebra… Las alfombras de lana no dan calor en verano, sino que son un perfecto aislante térmico, y mantienen esas zonas donde están instaladas con mejor temperatura, que en las zonas donde no hay. Con un buen mantenimiento vamos a tener alfombras muy duraderas y nada alérgicas, ya que las aspiradoras actuales son muy válidas para no dejar ni rastro de polvo sobre ellas. Ya está todo listo para empezar a contarte todo sobre los estilismos de la 33 edición de los Premios Goya. Después de contar una anécdota, con Ángela Molina como protagonista, sobre el poder curador del cine, Mariano Barroso (Presidente de la Academia) dio paso a más premios técnicos. Sólo presione sobre la mancha y nunca frote. Igual que el 80% de las alfombras del mercado, el lavado debe de ser en seco, aspirar 1 ó 2 veces por semana, y en caso de haya una mancha más específica (café, vino, chocolate…), lo primero es evitar que la mancha se seque, y para retirarla, dar toques suaves con un trapo húmedo y jamón neutro.

brown and green trees during daytime Simplemente con agua, sería suficiente para tratar la mancha. Hay alfombras de pura lana con alturas de 25 ó 30 mm, otras muy bajitas son 5 ó 6 mm de altura, y por último, también hay alfombras de lana con alturas de pelo intermedio, como son las nuestras, que son entre 11 ó 13 mm de altura. En Alfombras Hispania podríamos decir que las alfombras de lana virgen son nuestro producto estrella, por lo que lo conocemos este producto a la perfección y podemos hablar como expertos de las mismas. Este útimo rango es sin duda el ideal para nosotros, en general: estas alfombras de lana no son ni lo suficientemente bajitas como para resbalar ni lo suficientemente altas como para tropezar demasiado con ellas. La alfombras de pura lana, es decir, con un 100% de lana virgen en su composición son, por muchas razones uno de los tipos de alfombra más vendidos a lo largo del tiempo hasta la actualidad: calidad, durabilidad, grandes propiedades y mútliples posibilidades de diseño. Como hemos dicho, es un proceso natural, y se irá solo, con el paso del tiempo y del uso. Con el paso del tiempo (un mes aprox), irán desapareciendo completamente.

Como todo en esta vida, hay productos para todos los gustos y personas, y las alfombras de lana permiten una gran variedad en la altura del pelo. Como con todas las alfombras, el aspirado constante mantiene a tu alfombra de lana libre de ácaros y polvo del ambiente y evita que al caerle algún líquido se marque un desagradable cerco que empeore la situación, por ello te recomendamos, aspirar tu alfombra al menos cada 7 días. Recomendamos, una vez al año, llevarlas a un centro especializado en tratamiento de alfombras, y que puede ser una tintorería, con el fín de airearlas, evitar que la lana se apelmace y alargar la vida de la alfombra. Otra manera muy original y hermosa de llevar la malla es la de hacer pompones de lana o estambre, dejando la hebra de lana del final larga. Con esta hebra puedes anudar cada pompón entre los cuadritos de la malla hasta terminar. Es un proceso natural, por el corte del hilo o hebra y hace que las fibras sueltas no se adhieran a la base. Hacer los pompones es sencillo pero laborioso; por lo tanto, tienes que tener en cuenta que cuanto mayor sea la alfombra el proceso será más costoso.

Cuando llegan los meses de calor, nuestras casas absorben todo el calor de la calle, y el suelo por lo tanto, se calienta. El suelo se mantiene fresquito. Las alfombras redondas son una solución muy práctica para aquellos lugares en los que no quieras tener el suelo desnudo pero, ya sea por motivos de espacio o por la complejidad de la estructura, no te sea posible contar con una cuadrada o rectangular. Si tendríamos que definir nosotros mismos, el significado de una alfombra de lana, comenzaríamos por afirmar que es un tejido grueso elaborado con pelos de oveja, con el que se cubre el suelo de un lugar para abrigarlo o decorarlo. Empieza el trabajo de tejido con un anillo mágico y empieza a tejer en espiral con los puntos elegidos. Puedes dejar una sola tira por cuadrito o varias, de acuerdo a lo mullido que desees el tejido para tus alfombras tejidas de totora o lana.